Qué es el esoterismo: Una introducción al sistema de creencias

Qué es el esoterismo: Una introducción al sistema de creencias

El esoterismo es uno de los temas más fascinantes e incomprendidos de la historia de la humanidad. Incluso para aquellos que están familiarizados con él, el conocimiento puede ser difícil de entender y digerir. No es de extrañar que a lo largo de la historia haya recibido tantos nombres diferentes, como ocultismo, ciencia vudú o mitosofía (el misterio del conocimiento). Las enseñanzas esotéricas consisten en conectar con nuestro yo más íntimo y comprender los misterios divinos a través del estudio de las filosofías esotéricas. Aunque algunos pueden pensar que se trata de una moda pasajera o de una elaborada tapadera para algo mucho más oscuro, lo cierto es que el esoterismo es uno de los sistemas de creencias más genuinos que existen. Se basa en las antiguas escuelas de misterio, como los pitagóricos, y en los antiguos filósofos, como Sócrates, Platón y Plotino. Apoya el pensamiento científico, pero también reconoce sus límites. Y, por encima de todo, nos ayuda a acceder a nuestra conciencia más profunda para convertirnos en seres humanos más conscientes, capaces de crear un cambio positivo en este mundo.

¿Qué es el esoterismo?

El esoterismo es el estudio de los misterios sagrados y la búsqueda del sentido de la vida en el nivel más alto de conciencia. Es el acercamiento a la verdad, al conocimiento y a la sabiduría basado en una comprensión profunda y exhaustiva de la naturaleza de la realidad. Surge del reconocimiento de que existen niveles de verdad más allá del nivel racional de nuestra conciencia cotidiana. La comprensión de las enseñanzas esotéricas nos permite ver el universo y nuestro propio ser bajo una nueva luz, como un reflejo de un nivel superior de la realidad. Es el camino de la trascendencia, a menudo llamado el camino de la iniciación.

¿De dónde viene el esoterismo?

El esoterismo tiene sus orígenes en las antiguas escuelas de misterio, como la pitagórica, la órfica, la hermética y la druídica. Estas escuelas se basaban en la búsqueda de la luz, la verdad y el conocimiento. Creían que este conocimiento era la llave para abrir la puerta a la conciencia superior. Las Escuelas de Misterios grecorromanas fueron las escuelas originales de la Nueva Era. Se basaban en la creencia de que los seres humanos eran espíritu, no materia, y que la luz del espíritu sólo podía encontrarse a través del estudio de lo oculto.

El significado del esoterismo

El esoterismo se distingue del ocultismo en que el primero se refiere al conocimiento de los reinos ocultos del universo, mientras que el segundo se refiere a las prácticas prohibidas por Dios. El significado compartido de esoterismo es el uso de la palabra «esotérico» para definir un principio que se pretende revelar mediante la iniciación, pero que no necesariamente lo es. En otras palabras, es el conocimiento que está destinado a ser conocido sólo por aquellos que han recibido la iluminación.

Seis principios de la enseñanza esotérica

1 – El universo es sagrado. Toda la naturaleza es un espejo de lo divino y el propósito de la vida es llegar a ser uno con el universo. 2 – El universo tiene una naturaleza dual; es tanto material como espiritual. Los seres humanos tienen una naturaleza espiritual, al igual que los animales y las plantas tienen una naturaleza física. 3 – El conocimiento del esoterismo es infinito; no se basa en ninguna lógica limitada ni en estándares racionales de prueba. 4 – Hay diferentes niveles de conocimiento. Comprender el universo en el nivel más bajo es obtener una comprensión básica del mundo material, como las fuerzas de la naturaleza, la gravedad, la materia y la energía. 5 – La mente humana puede conectarse en diferentes niveles y planos de conciencia. A través de la práctica de la meditación, uno puede alcanzar una dimensión superior de conciencia, el Akasha, que refleja lo divino. 6 – Finalmente, el propósito de la vida humana es la autotransformación, o la transformación del yo, y esto puede lograrse a través de la práctica de la meditación.

Beneficios de las enseñanzas esotéricas

– Te ayudan a conectar con tu verdadero yo – tu verdadera naturaleza como ser divino. – Te enseñan a ser más consciente y menos programado por la sociedad. – Te muestran cómo hacer uso de las extraordinarias capacidades de tu mente. – Te ayudan a juzgar menos a los demás y a aceptar más a todos los seres. – Te ayudan a estar menos apegado al mundo material y más conectado con el cosmos. – Te ayudan a ser menos dependiente de fuerzas externas, como el Estado y sus leyes. – Te ayudan a estar menos obsesionado con el pasado y a apreciar más el presente. – Te ayudan a estar menos atado a las leyes materiales y más conectado a las leyes del universo. – Te ayudan a estar menos atrapado en tu ego y más conectado con el Ser universal. – Te ayudan a ser más equilibrado y a desarrollar un mayor autocontrol. – Te ayudan a ser más creativo y a acceder a tu genio original. – Te ayudan a ser más abundante, dándote el poder de crear la vida que deseas. – Te ayudan a tener más confianza en ti mismo y a superar la baja autoestima. – Te ayudan a tener más éxito en todos los ámbitos de la vida, dándote las herramientas para triunfar en el trabajo y en el amor. – Te ayudan a ser más humilde y a apreciar tu verdadero lugar en el gran esquema de las cosas. – Te ayudan a ser más indulgente y a superar la ira y el resentimiento. – Te ayudan a ser más humano y a ser más consciente de los demás. – Te ayudan a ser más espiritual y a reconectar con tu divinidad interior.

Conclusión

No hay forma de explicar completamente el significado del esoterismo, ya que este tema va mucho más allá de las palabras. Es algo que tienes que experimentar por ti mismo, para entender realmente su importancia. El esoterismo es una forma de vida basada en la creencia de que somos seres espirituales que viven en un plano material, separados de la Fuente. Enseña que tenemos el potencial de convertirnos en algo más que la suma de nuestras circunstancias materiales, aprendiendo a acceder a nuestra naturaleza divina. Nos muestra cómo liberarnos del ego y hacernos uno con todo, tanto dentro como fuera. El verdadero valor del esoterismo no reside en las doctrinas y los rituales, sino en el cultivo de nuestro potencial humano. Es algo que puede ser practicado por cualquiera y al que cualquiera puede acceder. Es el arte de la autotransformación, que puede hacerse solo o con un guía. Todo lo que se requiere es la voluntad de dejar ir sus viejas creencias limitantes y dar la bienvenida a nuevas ideas potenciadoras en su conciencia. Una vez hecho esto, estarás listo para comenzar tu viaje de autodescubrimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.